DIA MUNDIAL DEL SOBREVIVIENTE DEL CÁNCER

¿Quién no se siente sobreviviente de cáncer?
Porque ser sobreviviente, no es solo haber salido vivo de la enfermedad, ser sobreviviente son tantas cosas más…
Sobreviviente es aquel que pudo escuchar el diagnóstico, y siguió adelante.
Sobreviviente es el que quiso saber toda la verdad para saber a lo que se enfrentaba y el que pidió no saberla porque creyó que la iba a pelear mejor así.
Sobreviviente es el familiar que no abandonó, el que ajustó sus rutinas, acomodó sus horarios, sus tiempos, para dar una mano al que estaba viviendo la batalla en carne propia.
Sobreviviente es la pareja que se banca el susto y le dice al otro: vos dale para adelante, que yo voy a estar con vos.
Sobrevivientes son los hijos, que aprenden a vivir con una mamá o un papá con un poco menos de energía, que muchas veces necesita ser cuidado además de cuidar, que tal vez no puede estar presente en todo como lo hacía antes, pero que está enseñándoles una de las mayores lecciones de la vida: a luchar y no bajar los brazos.
Sobreviviente es el amigo que se queda, el que hace lo que puede, el que acompaña en el sanatorio, el que reza, el que llama por teléfono, el que se quedó sin saber que decir y no dice pero sigue estando.
Sobreviviente el que pudo enfrentarse con tubos, jeringas, camillas, sillones, máquinas, túnicas blancas, barbijos profesionales de las diferentes áreas y le puso el cuerpo (muchas veces ya maltrecho) y el alma a cada una de las circunstancias que se fueron presentando.
Sobreviviente el que quiere contar su historia a otros, no para dar lástima, sino para ser prueba viviente de que SI, ¡SE PUEDE!
Sobreviviente el que ya no está físicamente con nosotros, pero que sin embargo no se mueve de nuestras mentes y mucho menos de nuestros corazones porque lo vimos hacerle frente a este silencioso compañero hasta en el último momento.
Sobreviviente el que después de pasar por esto en carne propia o viendo pasarlo al de al lado, entendió que la vida es HOY, AHORA, que nadie la tiene comprada y que para esta enfermedad no hay edades, clases sociales, ni religiones que te salven.
Sobreviviente el que entendió que el cuerpo y el alma son partes del mismo templo, y que lo que nosotros podemos hacer es darles el mayor cuidado posible, no solo visitando médicos sino llenándolo de cosas que le gusten, que lo hagan sentir bien, de sentimientos buenos que destierren los malos.
Sobreviviente el que vio partir a otros y sin embargo no perdió su fe y sigue contándole al resto que es posible ser un Sobreviviente.
Sobrevivientes los que han pasado por quimioterapia, radioterapia, cirugías…
Sobrevivientes los que han hecho frente a la caída del pelo, los vómitos, la pérdida y la “ganancia” de peso que modificó sus cuerpos y lo aceptaron como parte de la supervivencia.
Sobrevivientes los grupos y páginas de ayuda, como ésta y tantos otros,en los que todos somos uno y si uno precisa aliento, ayuda, allí estamos todos para ayudar con lo que podamos.
Sobreviviente el que estando cansado, exhausto, hizo un esfuerzo más para seguir batallando.
Sobrevivientes los que aprendieron a vivir y convivir con el miedo, y tratan de que no les gane la pulseada.
Sobrevivientes los que han podido superar la tristeza de perder a un ser querido y hoy son fuerza y esperanza para los que la necesitan.
Sobreviviente el que le vio la cara a la muerte, le hizo una guiño y dijo: todavía no es mi momento!!!
Yo pasé por todo lo antedicho: fui familiar de un paciente, amigo de un paciente y también fui y soy paciente. Hoy celebro la vida y estar en remisión.

 

YO SOY SOBREVIVIENTE DE CÁNCER!!
(Autor anónimo)

#DiaMundialDelSobrevivienteDelCancer

texture
texture